Deportes

[ Volver ]

Mireia Bosch, de alumna a maestra!!

Mireia Bosch nacida el 27 de abril de 1988 siempre ha estado muy ligada al mundo del deporte tanto que con cuatro años ya empezaba a hacer sus primeros pasos en la gimnasia artística en el Gaer de Rubí. Rápidamente sus entrenadores vieron que se trataba de una niña con un gran potencial y meses más tarde ya estaba compitiendo. En quinto de primaria se trasladó al CAR de Sant Cugat donde recibió una instrucción específica de la que sacó mucho provecho. A pesar de su meteórica proyección, una lesión en el pie en el 2003 la apartó de esta modalidad y, actualmente, se dedica a enseñar a los más pequeños todos sus conocimientos. Campeona de Catalunya, 3ª de España, ganadora en el torneo de selecciones autonómicas son sólo algunos de sus éxitos.

 

 

Buenos días Mireia, es un gran placer para ‘Amb Nens’ poder hablar una ratito con toda una deportista de élite como tú.

Gracias, el placer es mío.

Sé del cierto que empezaste muy pronto a practicar gimnasia artística, con cuatro años si no me equivoco. Te inició alguien? Por qué elegiste la gimnasia y no la danza, por ejemplo.

Quién te ha dicho que probé la danza? Desde muy chiquitita bailaba mucho en casa, mi madre me ponía música y yo me ponía a saltar y a dar vueltas, era muy cómico. Me decidí por la gimnasia artística porque mi hermana la practicaba y yo de tanto verla me entró el ‘gusanillo’ y empecé a entrenar.

Cómo se prepara un entrenamiento una chica tan pequeña?  Qué ejercicios hacías?

Las y los grandes gimnastas comienzan desde muy pequeños como Gervasio Deferr en masculino o Helena Gómez en femeninos. Se tiene que trabajar mucho la preparación física, la técnica y, sobre todo, se debe ser muy disciplinada ya que es un deporte muy sacrificado. Estirar bien antes y después de cada sesión es indispensable.

A los cinco años ya competías… Cómo fue tu primer campeonato? Qué consejos te dieron tus entrenadores, padres…

El primer campeonato lo recuerdo con especial emotividad, no lo gané evidentemente, pero fue una experiencia muy excitante. Era la más pequeña de la competición y todos los de mi equipo estuvieron mucho por mí. Era la niña mimada (Ríe). Mis padres? Me aconsejó mi hermana, ella me dijo que estuviera tranquila que me dejase llevar y que disfrutase de mi primer torneo. Siempre hemos estado muy unidas y años después incluso entrenamos juntos.

¿Cuándo fue la primera vez que subiste al podio? ¿Y la primera que ganaste?

Fue a los seis años en un campeonato d Catalunya. Sorprendentemente, quedé primera, la verdad que no me lo esperaba. Mi entrenador me dijo que había hecho un grandísimo ejercicio pero no hasta el punto de conseguir ser la vencedora. Fue un premio al trabajo bien hecho y recuerdo que mis padres me regalaron un maillot nuevo. No sé qué me hizo más ilusión (Ríe)

En quinto de primaria te trasladaste al CAR de Sant Cugat y entraste en la selección catalana. Qué cambia a nivel estudiantil y a nivel de entrenamiento? Cómo combinabas las dos vertientes?

Hasta sexto continué mis estudios en Rubí y por las tardes iba al CAR a entrenar. Realmente es muy duro y sacrificado para una niña tan pequeña porque ves a tus amigos irse de cumpleaños y a ti te toca cumplir con tu obligación hasta las tantas de la noche.

Un año más tarde, al empezar la ESO me cambié de colegio y combiné los estudios con el deporte  en las mismas instalaciones del Centro de Alto Rendimiento. Teníamos dos sesiones de entreno por la mañana y por la tarde.  Los horarios de clases eran muy flexibles puesto que iban destinadas a deportistas de élite.

El 2001 fue un año muy prolífico a nivel personal, 4ª de España, 3ª en asimétricas y 4ª también en la barra de equilibrio. En qué modalidad te sientes más cómoda y por qué? En qué consisten?

Sí, desde pequeña siempre fui ganando, pero es cierto que el 2001 fue un año especial. Las asimétricas me encantaban, eran mi especialidad a pesar de no ser una chica bajita. Esta modalidad consiste en realizar un ejercicio acrobático sobre dos barras paralelas de distintas medidas. Una de ellas está situada a 150 cm más o menos del suelo y la otra sobre los 230 cm. Es una pasada ir cambiando de una barra a la otra pero también es muy peligroso. Se debe entrenar mucho y tener una gran concentración. No te puedes despistar en ningún momento del ejercicio sino estás perdida.

A simple vista, la barra de equilibrios es más simple pero no es así. Piensa que debes hacer mortales en un espacio súper reducido de unos 5 cm.

A pesar de la dificultad que entrañan, con esfuerzo y dedicación todo se puede conseguir.

 

Buscant buscant, he trobat aquest fragment, a veure si saps d’on és: “S’ha celebrat a les Instal•lacions Municipals de La Hortaleza (Madrid), el Campionat d’Espanya de Seleccions Autonòmiques de Gimnàstica Artística Femenina. La Selecció Catalana ha revalidat l’èxit proclamant-se Campiona d’Espanya per quinzena vegada consecutiva, posant de manifest la gran preparació i potència de l’esport català. La Selecció enguany ha estat formada per: Mireia Bosch (GAER) 4a d’Espanya i medalla de bronze en Asimètriques”.

D’on ho has tret? Què fort! (Riu). Crec que això és del 2002 que vam anar al Campionat d’Espanya de Seleccions. Recordo que durava tot un cap de setmana. El primer dia el vam dedicar a practicar, a escalfar el cos i el segon era el definitiu. Competíem contra les millors gimnastes del territori nacional i va ser molt complicat. Totes les meves companyes i jo vam estar molt concentrades durant tota la competició, un error teu ho paga tot l’equip i per aquest motiu has d’estar perfecte. Havíem treballat molt per aquell moment i afortunadament vam aconseguir guanyar.  A més un detall curiós és que l’esdeveniment va caure al dia del meu aniversari, així que com pots imaginar va ser el millor regal que em podien fer.

Tienes alguna anécdota que te gustaría compartir con nosotros?

Hay muchas anécdotas pero hay una que nunca se me olvidará. Estábamos con todo el equipo en la estación para irnos a un campeonato, teníamos las mochilas al lado y justo cuando llegó el tren me di cuenta de que me habían robado la mía. No tenía mi equipaje, toda mi indumentaria se había perdido así que mi madre pobrecita tuvo que ir a comprármelo todo de nuevo y me lo trajo al día siguiente.

A pesar de tener una gran proyección, ésta se truncó a causa de una lesión en el pie. Tuviste muy mala suerte ya que te estabas preparando para las Olimpiadas y el Mundial…

Desde muy pequeñita te preparas para llegar a la cima. La ilusión de todos los deportistas es poder llegar a unas Olimpiadas y luchas cada día por este sueño. A pesar del esfuerzo, la dedicación y la entrega siempre puedes tener un golpe de mala suerte y lesionarte. Yo me rompí el peroné y un hueso del pie derecho y esto no me permitió continuar con mi carrera. Al ser tan joven no se me pudo operar por miedo ya que tenía que seguir desarrollándome, así que lo único que pudieron hacer fue soldármelo. Quedó perfectamente pero no pude ni ir a las Olimpiadas ni al Mundial. Me tocó hacer mucha recuperación y rehabilitación, fue un palo pero son ‘gajes’ del oficio.

¿Cómo  viviste aquel Mundial?

Verdaderamente viví esas Olimpiadas y el Mundial el año siguiente con mucha emoción. Por un lado, deseaba con toda mi alma que mis compañeras pudieran ganar y por la otra, sentía muchísima melancolía de no poder estar ahí con ellas. Realmente, y entre nosotros, fue durísimo tener que ver los campeonatos desde el sofá.

Desde hace años eres entrenadora de gimnasia de niñas pequeñas, éste es un trabajo que reconforta me imagino…

Sí!!! Cuesta mucho desengancharte de un deporte que ha significado toda tu vida durante gran parte de tu infancia. Yo sigo disfrutando de la Gimnasia con las más pequeñas, me gusta verme un poco reflejada en ellas.

A banda de eso también trabajas como administrativa en la empresa de tu padre y como cheerleder del Barça!

Ayudo a mi padre en la administración y la secretaría desde hace años, me saco un sueldo y el trabajo así que, todos contentos. (Ríe) En cuanto a lo de ‘Cheer’ me presenté al casting que hacen cada año y logré pasarlo. Nos escogieron a 5 y yo fui una de ellas. Somos bastantes chicas por lo que nos van rotando. Es divertido la verdad y encima ves los partidos gratis (Ríe)

Para acabar…

¿Dónde te ves en cinco años?

Espero poder entrar en el cuerpo técnico del CAR y poder ayudar a los más pequeños en  su formación como gimnastas.

Cómo te  definirías?

Sencilla, trabajadora y constante.

Mar o montaña?

El MAR!!!!

Carne o pescado?

Me encanta la escalopa con patatas fritas, pero tengo que cuidar la línea que llega el verano (Ríe)

Un deseo?

Salud para los míos y que todo os vaya genial a vosotros.

Muchísimas gracias Mireia ha sido un auténtico lujo para poder contar contigo y desde ‘Amb Nens’ te deseamos que tus sueños se hagan realidad.

 

 


Bookmark and Share

Inscríbete en el boletín de Amb Nens:

Nombre:
Email:
Población: